Nos formamos con el Proyecto Mirabal

Nuestro centro ha tenido la suerte de poder participar dentro del Proyecto Mirabal en una formación presencial para todo el Claustro de Profesores y al día siguiente para las familias del colegio, a través del AMPA.

El objetivo principal es aumentar el nivel de conocimiento, la visibilidad y la sensibilidad social ante la violencia doméstica, así como sobre los recursos existentes para la atención especializada a este colectivo en la Isla y atendiendo al principio de transversalidad de la violencia machista.

la foto 2(1)

La charla nos ayudó a mostrar el marco general de la violencia de género, sus causas y los recursos con los que contamos. Además hablamos de los roles de género, los mandatos sociales y lo que imprimen en cada sexo (expectativas, comportamiento, etc.)

  la foto 1(1)

Para mi la mejor parte vino en el debate, tras la charla. Una de las preguntas que pude plantear a las compañeras que vinieron a dar el taller fue, ¿Qué propuestas nos darían al profesorado para evitar que nuestro alumnado se convierta en maltratadores o víctimas de la violencia? Muchas veces, tratamos este tema desde la visión de adultos y resulta ajena al profesorado, que enfoca este tema desde la ayuda que pueda realizarse para las familias de nuestro alumnado. Esta idea está genial, pero desde mi punto de vista es insuficiente, tenemos en nuestra mano la posibilidad de prevenir, de poner nuestro grano de arena para paliar y deconstruir lo que la sociedad o la familia inculca, de dar las herramientas adecuadas, o al menos intentarlo, para que nuestras niñas puedan detectar la violencia e impedir relaciones que la contengan y denunciar en esos casos y que nuestros niños aprendan a crecer en igualdad para evitar que creen relaciones de poder.

El profesorado se mostró muy sensible al tema y la intervención de las compañeras estuvo muy bien, lástima que para las familias no fuera tan importante el tema y solo acudiera una a la charla del día siguiente. Sin duda, tendremos que trabajar la sensibilización a las familias y profundizarla en nuestro claustro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *