Plan de lectura: Mi perrito quiere bailar ballet

Hoy hemos trabajado un cuento precioso de:

Anna Kemp es profesora de literatura contemporánea francesa en la Universidad de Oxford. Es autora de otros libros infantiles y juveniles, entre ellos La princesa rebelde (Blume).

Sara Ogilvie es una ilustradora escocesa que trabaja como free lance tanto en el ámbito editorial como en el del diseño y la publicidad. Es autora de otros libros infantiles y juveniles, entre ellos La princesa rebelde (Blume).

Aquí tienen una muestra del libro y les recordamos que podrán encontrar el original en La Librería de Mujeres de Canarias.

 

Mi perrito quiere bailar ballet

«Mi perro no es como los demás perros. No hace cosas de perro. No hace pis en las farolas, ni se rasca las pulgas, ni bebe agua del váter. No, a mi perro le gusta la música, la luz de la Luna y caminar sobre las puntas de las pezuñas. Es que mi perro cree que no es un perro… ¡Mi perro cree que es un bailarín!»

A una pequeña niña ¡le encanta el ballet! Y a su perro Biff, también. Pero todo el mundo insiste en que los perros no bailan ballet. Hasta que Biff se cuela en una actuación profesional en la que la bailarina sufre una caída; el perrito consigue hacerse cargo de la situación ¡y salvar el día!

Hemos trabajado el cuento con distintos grupos y en todos ha sido muy enriquecedor.

Una de mis alumnas de cuarto de primaria ha sido la encargada de realizar el taller para el alumnado de Infantil y lo ha hecho genial.

cartel aula neae samoga 011

También hemos jugado a encontrar a Biff que se esconde en muchas páginas para no ser visto y aprender en las clases de ballet.

cartel aula neae samoga 012

Con uno de los grupos de primaria hemos realizado una manualidad muy sencilla pero que queda muy graciosa, se trata de aprovechar los restos de afilar lápices de colores, pegarlos (asemejan un tutú perfecto) y dibujar a partir de ahí el resto del bailarín o bailarina.

 cartel aula neae samoga 010

Aquí están los nuestros 🙂

cartel aula neae samoga 013

Con cada grupo, adaptado a su nivel, trabajamos las enseñanzas del cuento y uno de los alumnos extrajo una muy linda, “maestra yo creo que lo que podemos aprender con este cuento es que los sueños se pueden hacer realidad”.

Pues sí, sin duda esa es una gran enseñanza, tener un sueño y hacer que sea posible, independientemente de si eres niño o niña, perro o persona 😉 Algo también muy importante es darnos cuenta de que los sueños también necesitan ser trabajados, que no se dan así sin más, nuestro protagonista Biff quería ser bailarín y practicaba, aprendía a través del cristal observando a otras personas bailar, etc.

Un cuento para trabajar la coeducación y la igualdad estupendo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *